Hoy, 5 de junio, conmemoramos el Día Mundial del Medio Ambiente, momento para concienciar a la población sobre la problemática del cambio climático y sobre la responsabilidad de los habitantes en cuanto a la conservación y mejora del medio ambiente.

La protección del medio ambiente es algo que afecta al bienestar de la población y a su desarrollo económico, hecho del que las Naciones Unidas eran plenamente conscientes en 1974 cuando designaron este Día. Este año, concretamente, la jornada del 5 de junio está dedicada a la lucha contra la contaminación atmosférica y los actos tendrán lugar en China, como uno de los países más afectados por la misma y, al mismo tiempo, uno de los que más está luchando para revertirla.

Precisamente, la industria es uno de los principales actores contaminantes del aire, debido a que es uno de los mayores productores de energía. Por ello, MCUBO plantea un sistema para reducir el consumo de energía y agua, contribuyendo así a mitigar el impacto medioambiental.

La contaminación atmosférica se identifica como una de las principales amenazas porque afecta directamente a la salud de los ciudadanos. No obstante, de igual medida lo hace en la alimentación, pues los alimentos y el entorno en el que se cultivan y producen sufren gravemente sus efectos.

El cambio climático tiene múltiples vías de mitigación y cualquiera de ellas es prioritaria, dado que afectan de igual manera a la preservación del medio. La gestión eficiente del agua y la reducción del consumo energético son dos vías de fácil aplicación para la industria alimentaria y LIFE MCUBO no solo incrementa su aplicabilidad, sino que ofrece importantes beneficios para la empresa: incremento de la rentabilidad y productividad.

Si quieres saber cómo tu empresa puede contribuir a la mitigación del cambio climático reduciendo su consumo de agua y energía, contacta con nosotros en: info@lifemcubo.es