El cambio climático está íntimamente relacionado con el agua. Y uno de los principales efectos del cambio climático se produce en las personas y en el medio ambiente a través del agua. En la actualidad, el agua ya es uno de los bienes de mayor valor en el mundo y con menor abundancia.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) estima que, para el año 2025, mil ochocientos millones de personas estarán viviendo en regiones donde habrá escasez de agua potable. Y científicos han podido demostrar cómo el cambio climático es capaz de reducir la cantidad accesible de agua potable en la tierra.

El proyecto LIFE MCUBO se desarrolla para contribuir a la reducción del impacto medioambiental provocado por el cambio climático y la sequía, así como  para ayudar a las empresas a tener un consumo de agua eficiente consiguiendo así  procesos productivos más rentables y competitivos. De este modo, ponemos nuestro granito de arena y nuestro compromiso en la lucha contra la sequía en el mundo.

Desde LIFE MCUBO creemos y estamos convencidos de que la crisis del agua es un problema de todos; y el reto es cambiar la gestión y los hábitos de consumo.